¿Estoy Muy Viejo (a) para alcanzar mi sueño?

Muy frecuentemente la edad que una persona tiene, se convierte en uno de los principales obstáculos para vivir la vida que siempre han soñado.

Te Invito a ver el siguiente video para poder vencer esa creencia.

¿DEMASIADO VIEJO PARA CUMPLIR MI SUEÑO?

 

Existen ciertas creencias limitativas utilizadas comúnmente por las personas como excusas que evitan que puedan alcanzar sueños o las cosas que aspiran lograr.

Una de ellas sería el argumento de la edad. Usualmente escuchamos a personas que dicen que les gustaría hacer ‘esto o aquello’, quizás llevar a cabo un cambio de carrera, pero no quieren empezar de nuevo el camino o simplemente molestarse en ir en busca de lo que desean, todo con la excusa de la edad “Estoy muy viejo para eso” pero la verdad es que existe evidencia a diario de que la edad no es limitación cuando realmente se busca alcanzar una meta.

 

Tenemos el gran ejemplo de la famosa nadadora Diana Nyad, quién nadó desde Cuba hasta Estados Unidos, en mar abierto. Estuvo más de 50 horas nadando sin descanso, fue picada por medusas, atravesó mal tiempo, entre otros obstáculos a superar, sin embargo, logró esta hazaña de recorrer más de 110 millas nadando.

 

Lo particular acerca de esta señora es que lo hizo a sus 63 años de edad. No es que Diana sea una persona superdotada, obviamente ha tenido una intensa preparación para lograr mencionada hazaña pero en esencia es alguien común que no cree en este tipo de limitación.

Hay personas que a lo mejor quisieran estudiar algo nuevo pero dicen “No, ya no estoy en edad para hacer eso”, “No voy a aprender inglés, ya estoy muy vieja/viejo para hacerlo” día a día notamos que son falsas creencias. Un buen ejemplo como evidencia de que dicha limitación no tiene fundamento es la de Leo Plass, quién en Junio de 2011 culminó su carrera universitaria después de haber abandonado sus estudios en la época de la Gran Depresión en Estados Unidos. Se gradúo nada más y nada menos que a sus 99 años de edad en Eastern Oregon University. Leo expresó que sólo le había tomado 80 años culminar su carrera universitaria.

 

Otro típico ejemplo, son aquellos a quienes les gustaría empezar un negocio, dedicarse a algo a lo que siempre han querido dedicarse y no lo hacen por miedo a la edad. Un gran ejemplo es el de Louise Hay quién fundó Hay House en 1984 a sus 58 años de edad. Hoy por hoy tiene 88 años y sigue trabajando en su compañía la cual produce más de 15 millones de dólares al año.

 

Pero la excusa de la edad no se queda nada más en las áreas de aprendizaje o negocios, otra limitación  frecuente es en el área del amor o la vida sentimental. He llegado a notar que en la actualidad los jóvenes tienen cierta ansiedad por casarse, cuando en realidad esa premura, esa presión resultan ser producto de creencias culturales y sociales que hemos adquirido a lo largo de la vida.

Tenemos a los familiares diciendo a lo que llegas a cierta edad “Pero bueno, tu te vas a quedar para vestir santos” o “Te va a dejar el bus” entre otras expresiones, y la verdad es que no es así, a no ser de que tú creas que la edad es un impedimento.

Recuerdo que tenía un cliente muy importante aquí en Miami, un Doctor que tenía su práctica en la zona de Coral Gablles, era una de las prácticas más concurridas de Miami.  Este Doctor tenía 93 años, trabajaba con la espalda encorvada por la edad pero siempre bien vestido, con su traje, corbata, atendiendo una enorme cantidad de pacientes. Era realmente impresionante.

Un día me dirijo a su asistente y le digo “Me gustaría invitar al Doctor y a su esposa a una cena de agradecimiento por el apoyo que nos ha brindado”, ella dice “No, no, él no tiene esposa. Él está saliendo con alguien” y yo, “Bueno, dígale que traiga a su pareja, no hay problema.”

El Doctor con toda elegancia a sus 93 años atendió la invitación, llego agarrado de manos con esta señora sumamente sofisticada, una señora de 70 años con mucha clase. Los dos de novios a esa edad, una pareja encantadora disfrutando la vida sin importar la edad. Me dije a mi mismo “No hay apuro” y es la realidad, mientras te abras a la posibilidad y dejes a un lado la creencia que la sociedad trata de imponerte sencillamente no hay bus que te vaya a dejar, no hay presión que debas sentir porque en realidad tienes el resto de tu vida para lograr aquello que siempre has deseado.

5 comentarios en “¿Estoy Muy Viejo (a) para alcanzar mi sueño?

Los comentarios están cerrados.